Blog Petcetera

8 de cada 10 perros y gatos y 9 de cada 10 humanos nos recomiendan. Tips, información y la mejor selección de artículos acerca de mascotas en Internet.
Tweets Frescos @catalogopetc

Mis perros corren, brincan, ladran. En círculos y atraviesan la cancha de básquet ball, que está llena de chamacos. Esquivan juegos, gente y otros perros. Son felices y también yo. Porque están en el parque. Pero cuando corrían en la casa, era una desgracia.

image

¿El si-qué? Yo no fuí

Como la vez que llegué a casa y encontré un sillón destrozado. La tela rasgada y el hule espuma de fuera. Scampi era un cachorro que no podía estarse quieto. Además mal influenciaba a Gazpacho -su hermano- quien también comenzó a ser un destroyer. Después de 3 camas de perro destruidas, tuve que pedir ayuda. No podía esperar a que fuera adulto y se “calmara” como dicen los que creen que saben.  

1. Tengo que estar tranquila.

Si no cacho al perro in fragantti, es un desgaste gritarle. Pasado el tiempo desde la travesura, ellos no relacionan mis emociones con el destrozo. En cambio, mi neurosis alimenta la suya. Tal vez esto es lo más difícil: tener una actitud tranquila, equilibrada.

2. Tengo que ejercitar su mente.

Algunos perros, en especial los cachorros, se aburren. Sobre todo si están solos y buscan con qué entretenerse. Para Scampi, eso era mi sillón. Le compré juguetes huecos en cuyo interior se pueden introducir premios o croquetas. Scampi tenía que averiguar cómo hacerlo rodar o aventar para que el alimento saliera. Una buena idea es rellenarlos con alimento húmedo (de esos que vienen en lata) y congelarlo. Así tardan más tiempo en obtener la comida

3. Lo llevé a clase de obediencia.

Aunque ya me habían entrenado con Gazpacho, los retos con Scampi eran diferentes. Sobre todo porque él veía a Gazpacho (el hermano mayor) como líder y no a mí. Los especialistas en conducta animal dan excelentes consejos. Conseguí que Scampi me hiciera caso en cuanto aprendió las órdenes básicas: sentado, junto y quieto. Sólo con las clases, nuestro vínculo se hizo realmente fuerte.

4. Tengo que jugar con mi perro

Yo uso pelotas y muñecos, pero existen frisbees, juguetes con sogas para jalar, etc. Lo importante es elegir el juguete perfecto para el perro y el lugar. Por ejemplo, dentro de casa, prefiero usar muñecos y en los parques, uso pelotas.

image

A Scampi le gusta brincar; por eso, le aviento pelotas o premios para que los cache de un brinco. 5. Caminatas por la colonia. Las caminatas a diario no son negociables. A las 7pm el reloj de mis perros se alertan y me comienzan a presionar con salir. A ellos no les importa que haga frío o esté obscuro. Están emocionados por salir a oler. En distancias largas, uso la correa floja y le dy más libertad para oler el camino.

5. Caminatas por la colonia.

Las caminatas a diario no son negociables.  A las 7pm el reloj de mis perros se alertan y me comienzan a presionar con salir.  A ellos no les importa que haga frío o esté obscuro.  Están emocionados por salir a oler.  En distancias largas, uso la correa floja y le doy más libertad para oler el camino.

¿Has tenido un perro hiperactivo? ¿Qué te funcionó para redirigir su energía?